Cómo reconocerlos

¿Cómo reconocerlos?

 

Como ha sido explicado en otros artículos de esta página, las sectas o agrupaciones de carácter espiritual conformadas alrededor del mundo (con un gran número de adeptos en nuestro país Chile) que actúan con un fin de dominación sobre terceros ya sea para la obtención de mano de obra gratuita, adquisición de bienes materiales y grandes sumas de dinero los cuales terminan siendo propiedad principalmente del “líder” de dichas agrupaciones, así como un sinfín de prácticas algunas de las cuales pretenden incluso, satisfacer las necesidades sexuales de los depravados gurús que guían estas comunidades, tienen características similares unas con otras.

 A causa de esto, se hace meritorio explicarlas lo más detalladamente posible a la población para que así cada individuo que se vea afectado a causa de este mal de las sociedades o bien conozca a alguien, algún amigo o familiar, que esté a punto de caer en estas grandes redes de explotación  y dominio mental, esté enterado y pueda identificar estas características para de esa manera tomar las decisiones pertinentes al caso.

En primer lugar y como se anticipaba en el párrafo anterior, estas agrupaciones son formadas y lideradas por “gurús espirituales” que pueden tener distintas pero muy similares connotaciones entre sí. Es decir, estos pueden presentarse como maestros, guías espirituales, mensajeros de la  verdad, o simplemente líderes, que sin hacerlo notar, sólo buscan su propia satisfacción personal tanto material y económica.

Estos “gurús” no se muestran siempre desde un principio, ya que son personas a las cuales sólo pueden acceder aquellos que han mostrado un nivel suficiente de compromiso con la causa (momento en el cual ya se habrá dejado de lado gran parte de la vida cotidiana que mantenía anteriormente la persona afectada, con ello amigos y familia).  Es por ello que las actividades que son usadas para atraer adeptos a este tipo de agrupaciones (las cuales serán detalladas más adelante), si bien son lideradas por el “maestro” de forma indirecta, son llevadas a cabo por otros “instructores” los cuales son literalmente usados como cara visible y “relaciones humanas”. De esta manera el líder se resguarda de todo tipo de acciones en su contra que puedan tomar quienes descubren las mentiras a las que han sido sometidos.

Alrededor de este líder y de forma muy cercana y directa a él, está su familia, quienes secundan su labor. Ellos son los que se encargan de otro tipo de acciones de liderazgo aunque siguen estando sometidos a las decisiones finales del líder.  

Es necesario señalar, que sólo el líder y en algunos casos sus familiares son los que toman las verdaderas decisiones y los engañadores por excelencia, ya que esos otros instructores probablemente han sido engañados previamente por ellos, antes de ponerse como caras visibles de estas sectas.

De todas formas la presencia que tienen estos guías espirituales frente a sus adeptos y futuros adeptos, es de una humildad muy trabajada, se muestran amables, empáticos y carismáticos, ya que claramente para atraer personas es necesario “ponerse en el lugar de ellas” y hacerles ver que entienden sus problemas pero que sobre todo, son la solución a estos.

Tienen también un muy buen manejo de grupo, lo que hace posible que un gran número de personas ya interesadas puedan ser manipuladas con cierta facilidad.

Por otro lado, se encuentra la manera en la que se acercan y atraen a las personas que en algún futuro serán parte de la agrupación.  Para ello desarrollan actividades relacionadas con la vida sana,  el deporte, incluyendo dentro de sus prácticas el vegetarianismo, el yoga, salidas a la montaña, charlas sobre metafísica, maestros ascendidos, ufología etc. De esta forma y mostrando este “nuevo mundo” a cientos de jóvenes, lejano y ajeno a las disyuntivas experiencias de la vida cotidiana, terminan por convencer a estas idealistas personas quienes por fin, formarán parte activa de la comunidad.

También destaca la práctica del voluntariado como forma de conseguir mano de obra gratuita, manifestación muy recurrente en este tipo de sectas, y que pasa a ser una de las primeras actividades que se realizan en estos grupos de desarrollo personal.

Una vez que estos jóvenes soñadores se alistan en las filas de la secta por la cual han sido capturados, se los expone a grandes contradicciones que producen en ellos mismo una dicotomía muy fuerte, en la cual tienen que decidir si seguir con sus vidas “normales”, acompañados de sus familiares y amigos, o si en verdad quieren ese cambio real en sus vidas, para lo cual tendrán que dejar atrás todo lo conocido para sumirse ante el nuevo estilo de vida diseñado y dirigido por el líder al cual no se debe ni puede contradecir. Por lo tanto se sub entiende, que la familia y los amigos que deben pasar a ser parte del pasado, son ahora actores negativos en las vidas de los adeptos.

Algunos de los argumentos de mayor peso utilizados para lograr este dominio o control mental que se ha expuesto a lo largo del presente artículo, son por ejemplo, la supresión del ego. De esta forma se eliminan todos los “deseos personales” con los que cada individuo pueda contar, ya que son expresiones del egoísmo, elemento que debe ser eliminado en pos de lograr una nueva humanidad más cercana y fraterna.

Claro está, que al suprimir el ego, las personas pierden su personalidad y por lo tanto son más fáciles de controlar, ya que cada vez que alguien pueda siquiera pretender tener una idea destina al del resto del ganado, es acusado inmediatamente de “egoísta”, de no estar “remando para el mismo lado que los demás”, y de atender sólo a sus intereses personales.

Otro elemento muy característico y reconocible de las sectas espirituales, es el hecho de que cuando un adepto ya se encuentra relativamente comprometido con la causa de la agrupación quiere retirarse, este es tratado como traidor, y es expuesto a una serie de razonamientos que pretenden hacer dudar su posible desvinculación, como por ejemplo, que si se van de la secta perderán “todo lo que han ganado”, que serán consumidos por lo mundano, o que “morirán” simbólicamente. En otros casos más extremos, estas posibles deserciones son anuladas con amenazas de daño físico hacia las personas, incluso de muerte o violación, generalmente hechas por parte del mismo líder.

Finalmente, es posible reconocer a estas sectas por los simbolismos y vestimentas utilizadas, los cuales pueden mostrarse en afiches publicitarios, fotos, o incluso en las mismas actividades a las cuales asisten las víctimas de estos hechos.

Entre ellos, nos podemos encontrar con:

·         La estrella de David.

·         La estrella de cinco puntas.

·         La estrella de nueve puntas.

·         Imágenes del espacio (soles, planetas, sistemas solares, galaxias, etc.)

·         Naves espaciales, acompañadas de sus supuestos tripulantes extraterrestres.

·         Corazones alados.

·         Maestros ascendidos.

 

 

Si tú perteneces a una agrupación, o conoces a alguien pertenece a una con las características mencionadas, ten por seguro que se trata de una secta, y es necesario que tomes acciones rápido, antes de que por distintos motivos te veas imposibilitado. Así mismo, si tienes información que pueda ser agregada a este artículo no dudes en contactarte con nosotros para poder así ampliar nuestros archivos y poder de esa manera ayudar a más personas. 

Share