Publicaciones Libérate

 La Secta de "La Batalla Final" y su fachada. 

18-05-2015

En la semana anterior, la prensa de nuestro país publicó una nota sobre las Sectas de Pucón, en la cual se hizo alusión a otra secta denomina por la PDI como “Secta de La Batalla Final”, quienes se habrían estado preparando para mantener un enfrentamiento armado con posibles invasores extraterrestres. Al respecto, cabe preguntarse: ¿Cómo funciona una Secta, que pareciera tener un objetivo tan descabellado o extraído de una película de ciencia ficción, para pasar desapercibida?

La verdad es que la información revelada por las instituciones citadas anteriormente no clarifica ni se interioriza en el funcionamiento de esta Secta. De acuerdo a los testimonios recopilados de algunos ex participantes que mantienen contacto con nuestra Corporación, la arista bélica y platillista sólo habría sido desarrollada por el Líder y su círculo más cercano, integrado por su pareja, hijos y yernos. Si bien había otras personas relativamente cercanas a este núcleo, básicamente cumplían labores de servicio, puesto que la información que era transmitida hacia otros adeptos era bastante parcelada y controlada de acuerdo a las órdenes del Líder.  

Para responder la interrogante, debemos señalar que la estructura básica de toda secta es jerárquica e inapelable, y por tanto, las actividades desarrolladas al interior siempre están de acuerdo a lo que Líder Sectario ordena. Por cierto, la mayoría de las actividades desarrolladas en esta agrupación pasaban por ser acciones normales que desarrolla un joven en edad estudiantil, además de otras típicas de mantención de una casona de campo. Hacia el exterior, las actividades que se desarrollaron fueron básicamente “Talleres de Desarrollo Personal”, “Power Yoga”, “Metafísica”, “Músico Terapia”, “Ecología”, “Voluntariado con niños, “Voluntariado en campamentos”, “Excursiones a la Montaña” entre otras. Pero sin duda, el aspecto más importante y estratégico para los Jerarcas, era la mantención de los Proyectos Jardín Infantil y Colegio Alternativo, puesto que servían como agentes efectivos para la fidelización de los participantes, es decir, el discurso y la base de las actividades se desarrollaba en torno a los valores que los participantes podrían entregar a las nuevas generaciones con la finalidad de conformar una supuesta nueva humanidad consciente.

Las locaciones elegidas para el desarrollo de los Jardines y Colegio fueron las Comunas de Pirque y Cajón del Maipo, lugares ideales para propiciar la vida en contacto con la naturaleza y el bienestar de las personas. Las primeras incursiones del núcleo de dicha organización se habrían efectuado en las comunas de La Florida y Puente Alto, en donde el Líder, su pareja y una de sus Hijas habrían mantenido Jardines Infantiles en al menos 4 ocasiones. Además, habrían usado la Figura de “Club de Exploradores” o “Grupos Ecológicos” para atraer a niños y apoderados hacia a sus actividades, las cuales en un inicio eran gratuitas, pero prontamente involucraban pagos por servicios o excursiones en la naturaleza. De igual forma, dicha actividad era la principal fuente de persuasión emocional para un probable interesado en sus talleres y actividades, las cuales se habrían desarrollado en prestigiosas Universidades del país. 

A esta altura, el Lector ya puede haber comprendido que los titulares sensacionalistas de la prensa poco tienen que ver con la realidad de los hechos, lo cual hace un flaco favor a la ciudadanía en términos de lo que podría ser la prevención e identificación de este fenómeno, puesto que en la actualidad existirían, según lo declarado en la prensa por la PDI, unas 80 sectas de carácter destructivo que podrían estar utilizando fachadas similares.

 

Ayúdanos a seguir informando, compartir es prevenir.

 

Share