Publicaciones Libérate

 Algunas consideraciones sobre las Sectas de Pucón

 07/05/2015

Durante la presente semana, la prensa de nuestro país ha removido a la opinión pública y a las autoridades,  con la información de que al menos existirían 2 Sectas operando en la localidad de Pucón, Región de la Araucanía. Los hechos están enmarcados en las declaraciones vertidas por el Jefe  del Grupo de Investigación y Análisis Anti-Sectas (GAIA) de la Policía de Investigaciones de Chile, quien aseveró la existencia y actuación de dichas organizaciones a través del ofrecimiento de Cursos y Talleres orientados al “Crecimiento y Desarrollo Personal”, y que en algunos casos existe evidencia de que hay personas que han resultado perjudicadas física, sicológica y económicamente. Al respecto, como Corporación entendemos que es conveniente hacer algunas precisiones para la mejor compresión de dicho fenómeno

1)      Conjunto de seguidores de una parcialidad religiosa o ideológica.

2)      Doctrina religiosa o ideológica que se diferencia e independiza de otra.

3)      Conjunto de creyentes en una doctrina particular o de fieles a una religión que el hablante considera falsa.

 

Bajo la definición anterior, existen muchas agrupaciones que entran en el calificativo de Sectas, entre ellas algunas organizaciones Filosóficas y/o Religiosas con alcance mundial, pero que no necesariamente su acción produce perjuicio en las personas. Por lo tanto, hablar de Sectas no es sinónimo de abusos, ilícitos y/o delitos, como si lo han insinuado algunos comunicadores y periodistas.

 

Existen Sectas Coercitivas o de carácter Destructivo, en las cuales el Líder o la cúpula de la organización, mediante métodos de persuasión y engaños, manipulan sicológicamente e inducen formas de conducta a quienes se acercan a sus actividades. Según el experto español Miguel Perlado, psicólogo clínico y psicoterapeuta catalán , miembro de la Asociación Iberoamericana para la Investigación del Abuso Psicológico (AIIAP) y miembro durante diez años del equipo terapéutico AIS de Atención e Investigación en Socioadicciones, una secta coercitiva es una organización cerrada y de funcionamiento autoritario, que puede presentarse como ONG, asociación, grupo religioso, cultural, científico, político, artístico, terapéutico, etc, donde se exige la absoluta dedicación o devoción de sus miembros a una persona (líder), idea u objeto y en la que se aplican de forma sistemática procedimientos de control de la personalidad. “La dinámica de estas organizaciones puede provocar en sus miembros una total dependencia del grupo o del líder, en detrimento de sus relaciones personales y familiares, pudiendo generar alteraciones psicológicas, sociales y físicas”.

 

Por lo anterior, se hace importante enfocar el tema con seriedad para que los distintos actores sociales sepan identificar o al menos, prestar atención a ciertas características que presentan las Sectas Coercitivas con la finalidad de prevenir abusos, ilícitos y/o delitos que pueden ir desde la apropiación de dinero y/o bienes hasta la muerte de un recién nacido como es el caso de la Secta de Colliguay.

En el presente comunicado enunciaremos algunos de estos aspectos, los cuales serán profundizados en artículos posteriores, y que de todas maneras se encuentran dentro de las formas de operar de tanto las Sectas de Pucón, como las de “La Batalla del Día Final” (denominación según Publicación del 04-05-2015 Diario El Mercurio) y la de Antares de la Luz o Secta de Colliguay:

Ofrecen Talleres o Cursos de Autoayuda o Crecimiento Personal orientados a jóvenes estudiantes universitarios o bien a personas de situación económica acomodada, en forma de Terapias, Coaching y/o Actividades Outdoor.

Realizan y promueven la integración a sus actividades artísticas a través de exposiciones de Escultura y Pintura, Revistas y Magazines electrónicas, Representaciones Teatrales y Grupos de Música entre otros.

Realizan acciones de Voluntariado, tanto social como al interior de la agrupación, con algunos argumentos como “trabajar en beneficio de todos” y “trabajar para controlar tu Ego”.

Son dirigidas por un Líder de inusitado carisma y elocuencia, que hace gala de sus conocimientos “ocultos” y que es capaz de cautivar a la audiencia.

Generalmente sus “enseñanzas” son una combinación entre la Metafísica, los Hermanos Mayores o Extraterrestres y las filosofías y prácticas orientales e indigenistas.

Algunos autores que citan en sus charlas son Carlos Castaneda, Osho, Gurdjieff, Isha entre otros. También usan textos de su propia autoría.

Promueven la Vida en comunidad en entornos naturales y el cuidado del Medio Ambiente como un ideal de sociedad.

Realizan actividades recreativas con niños e invitan mayoritariamente a los estudiantes de educación superior para participar voluntariamente junto a los pequeños.

Al principio las actividades y reuniones se realizan de manera relajada y distendida, para paulatinamente ir aumentando el nivel de exigencias, hasta que la influencia del Líder es casi total.

La calidez y el positivismo son preponderantes para atraer y mantener adeptos.

Utilizan palabras y/o conceptos como “Libertad de Acción”, “Iluminación”, “Seres de Luz”, “Guerrero”, “Ego”, “Sanación”, “Desapego”, “InfraHumano”, “Amor Universal”, “Lealtad”, “Dimensional”, “Instrucción”, “Ashram”, “Cuarto Camino”, “Power Yoga”, “Todo es Mente”, “Transmutación”, “Camino o Proceso”, “Karma”, “Tantra”, “Sexualidad Divina”, “Sacerdotiza Divina”, “Iniciada Mágica”, “Iniciado”, “vuelve a tu Centro o a ti mismo”, “Chaman”, “Maestro”, “Discípulo o Aprendiz”, “Magia”, “Energía”, “Pacha mama o Madre Tierra”, “Universo provee”, “Pulsar”, “Hermano”, “Energía Violeta, Azul, Dorada”, “Chakras”, “Yo Soy”, “Alma Gemela”, “Yo Interno”, “Iniciación” y “Luz”  entre otras. Muchas de ellas son frases o palabras acuñadas desde la literatura anteriormente mencionada.

El “Maestro” les asigna un nuevo nombre a los participantes más comprometidos y leales a sus órdenes, los cuales generalmente son “únicos”, “cósmicos”, “universales” y de difícil pronunciación.

Algunas Sectas utilizan vestimentas “especiales” en sus ceremonias internas (generalmente blancas o tipo Kimono) y además, cuentan con una “distinción” (en algunos casos un cinturón) que mediante una escala de colores define su “grado” en la Secta.

En cuanto a la denominación de la Secta, muchas veces se ocupan las palabras “Escuela”, “Fundación”, “Santuario”, “Clan”, “Asrham” “Refugio”, “Comunidad” entre otras.

Prohíben la comunicación con familiares y cercanos indicando que estos no están preparados para el nivel de conocimiento, que el adepto supuestamente maneja o estaría adquiriendo. Califican a las demás personas o incluso a los ex participantes, como “InfraHumanos” con la finalidad de establecer una supuesta “brecha de superioridad espiritual o intelectual” y de juzgar la falta de “conciencia” por pensar y querer hacer cosas distintas a las impuestas por los Líderes Sectarios.

Disimuladamente siembran el temor en sus participantes, para lentamente ir conformando una dependencia y sometimiento, disfrazada de una supuesta “Libertad de acción”.

Todas las exigencias impuestas por el “Maestro o “Líder”, ya sean económicas, serviciales y sexuales, son muestra de la supuesta evolución alcanzada por el participante.

 

La intención de Corporación Libérate es exponer la problemática de manera objetiva y veraz,  entregando una herramienta de información y análisis, tanto a las autoridades, como a los comunicadores y periodistas de Chile. Asimismo, apoyar a las personas o familiares que se encuentren viviendo una situación similar a las descritas en el presente artículo y necesiten orientación al respecto, entendiendo que esta es una situación difícil para padres, familiares y amigos, y que hasta el momento, los medios de comunicación han abordado de manera superficial.

 

 

Seguiremos informando.

 

Share